Spanish
Français

Nuevas tendencias: comparaciones indirectas

Por Emmanuel Giménez (egimenez@antares-consulting.com). Manager de la Unidad de Bioindustrias y Farmacia de Antares Consulting.

Contexto de comparadores en el campo regulatorio

El año 2013 la Agencia Europea del Medicamento realizó 38 aceptaciones de nuevas moléculas. Al menos 15 de estas se obtuvieron a través de un ensayo pivotal comparado con placebo y al menos cuatro no se compararon con ningún medicamento en el ensayo pivotal (single-arm). Esta descriptiva viene claramente motivada en parte por la gestión de riesgos de resultados en el momento económico actual y para acelerar la accesibilidad de los pacientes a las tecnologías sanitarias.

La necesidad creciente de las comparaciones indirectas

El contexto actual conlleva a que, para conocer el beneficio clínico comparado de las nuevas alternativas, se requieran cada vez más las comparaciones indirectas. Es decir, para poder medir el efecto de un nuevo tratamiento contra el gold estándar de la práctica clínica habitual es necesario enlazar los resultados de varios ensayos. Su proliferación se refleja en los últimos años a través de:

  • Número creciente de artículos en revistas clínicas1
  • Surgimiento de cursos de formación técnica
  • Creación de guías metodológicas específicas
  • Adiciones en los informes de evaluación económica2,3,4
  • Aparición en Boletines Farmacoterapéuticos de Comunidades Autónomas5

Se define una tendencia hacia necesidades técnicas más complejas

Se destacan dos reflexiones que llaman la atención:

1. Se buscan procesos transparentes y aumenta el número de técnicas estadísticas complejas

Los proveedores de servicios sanitarios llevan años solicitando claridad de las reglas de juego en la evaluación a la administración sanitaria. Al problema se le añaden nuevas complejidades. Se está pasando de valorar resultados en salud de ensayos head-to-head a requerir valorar cantidades de ensayos en forma de metanálisis a través de metodologías como el Mixed Treat Comparison. Si se confirma la tendencia, el proceso tendrá el riesgo de ser más complicado y esto suele implicar menos transparencia6

2. ¿Conocemos bien las herramientas disponibles?

La experiencia es clave para permitir desarrollar aplicaciones técnicas y procesos óptimos. Si bien estamos en un boom de publicaciones en relación a las comparaciones indirectas, aún estamos francamente lejos de utilizar todo el potencial de las herramientas disponibles conociendo las fortalezas y debilidades de los estimadores (hazard-ratios, riesgos relativos…) que nos ofrecen y da la impresión que aún se utilizan simplemente de una forma mecánica.

Conclusión

En cualquier caso, tanto las empresas proveedoras de tecnologías sanitarias como los ejecutores prácticos de evaluaciones económicas deberemos, y estaremos preparados para aplicar las mejores técnicas adecuadas y facilitar así la toma de decisiones del financiador.

Referencias:

     

  1. Sobieraj et al . Methods used to conduct and report Bayesian mixed treatment comparisons published in the medical literature: a systematic review. BMJ Open 2013. Disponible en: acceder
  2. Jansen J et al. Interpreting Indirect Treatment Comparisons and Network Meta-Analysis for Health-Care Decision Making: Report of the ISPOR Task Force on Indirect Treatment Comparisons Good Research Practices: Part 1. Disponible en URL: acceder
  3. Ventanyol P. Comparaciones indirectas. Disponible en: acceder
  4. Ortega et al. Comparaciones indirectas. Farm Hosp. 2012;36(4):173-5. Disponible en: acceder
  5. Robles IS et al. Comparaciones indirectas en la evaluación de medicamentos. Binfarma. Febrero 2012. Boletín de Información Terapéutica del Servicio Murciano de Salud. Disponible en: enlace
  6. Cooper et al. How Valuable are Multiple Treatment Comparison Methods in Evidence-Based Health-Care Evaluation?. Value in Health 14 (2011) 371–380. Disponible en: enlace

Sobre el autor

< Volver

 

Comentarios (0)

No hay comentarios.

Escribe tu comentario

Acepto la política de privacidad de Antares HealthLines y cedo mis datos personales para recibir más información

 

Copyright © 2016 Antares Consulting.