Spanish
Français

La Farmacia Hospitalaria avanzando hacia el 2020. Cómo afrontar el reto de la orientación al paciente de forma integrada

En un marco institucional favorable impulsado por la SEFH, ahora son los servicios de farmacia hospitalaria los que deben dar el salto cualitativo y cuantitativo con una orientación clara y decidida hacia los pacientes.

La Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) ha realizado en los últimos 8 años una ingente labor para hacer visible la farmacia hospitalaria española y la ha posicionado como un Benchmark europeo. Además, su Plan 2020 plantea retos importantes que se van consiguiendo paulatinamente.
En este artículo reflexionamos sobre cuatro ejes clave que se deberían incorporar en los servicios de farmacia de forma particular para que la visibilidad y el reconocimiento tuviesen un mayor impacto a partir de los resultados obtenidos.

Dichos ejes son:

1. Posicionamiento como aliado de profesionales y pacientes
Para posicionarse como aliado de profesionales y pacientes el servicio de farmacia debería cumplir con criterios de excelencia. En el año 2010, un grupo de 27 farmacéuticos de hospital, con nuestra dinamización y soporte elaboramos una Guía de Posicionamiento. A partir de sus aportaciones, elaboramos un modelo que puede servir de ayuda para enfocar las acciones desde un punto de vista global.

Haz clic en la imagen para ver el detalle:


Fuente: Antares Consulting

2. Utilización eficaz de herramientas de gestión

La magnitud del servicio de farmacia dentro  de un hospital es considerable, dado que gestiona un volumen de recursos que pueden superar el 10% del presupuesto global; afecta a todos los servicios clínicos; gestiona un número importante de recursos humanos y los riesgos del uso inadecuado de los medicamentos puede incidir en un gran número de pacientes. En muchos casos el servicio de farmacia tiene características de mediana empresa.

La utilización de herramientas de gestión se hace imprescindible para avanzar y obtener resultados, tanto económicos como resultados en salud. En este sentido, nuestra recomendación se basa en cinco grandes herramientas:

    Definir el “modelo de negocio”, o sea, el modelo del servicio de farmacia, utilizando los patrones que se utilizan para ello (Nos extenderemos en un próximo artículo).
    Plan estratégico con un Mapa Estratégico que nos permite visualizar los objetivos y las acciones.
    Identificar y definir los procesos mediante un Mapa de Procesos.
    Certificar, acreditar o utilizar modelos de excelencia (ISO, Joint Commission o EFQM).
    Utilizar herramientas de gestión de clientes, básicamente pacientes, mediante el uso de la información.
    Utilización de métricas de forma total, en cada una de la herramientas que utilicemos; solo así, se podrá garantizar el reconocimiento de todos los actores.

Integración de acciones para conseguir el reconocimiento de la farmacia Hospitalaria por parte de todos los agentes

Haz clic en la imagen para ver el detalle:

Fuente: Antares Consulting


3. Desarrollo de un liderazgo clínico en áreas terapéuticas o patologías seleccionadas
En este sentido, el posicionamiento en unas pocas áreas nos proporcionará un nivel de conocimiento que podrá ser competitivo con los clínicos, les aportaremos valor y nos ganaremos la confianza.

4. Estructurar una comunicación efectiva bidireccional
La mejor forma de comunicar es a través de resultados, pero como principio general, nuestra recomendación es:

Haz clic en la imagen para ver el detalle:

Fuente: Antares Consulting

Cuando decimos lo vamos a hacer comunicamos compromiso, generamos expectativas que no podemos defraudar. Al hacer lo que hemos dicho, nuestro compromiso se acentúa, es reconocido y empezamos a generar confianza. Al dar cuenta de lo que hemos hecho, la transparencia genera más confianza y produce efectos de respeto y admiración, lo cual tiene un efecto colateral positivo que consigue adhesiones a “la causa”. En este punto es clave comunicar lo que no se ha conseguido y el por qué no se ha podido conseguir, sin miedo a parecer un fracaso. No todos los planes salen siempre a la perfección.
Por último, una recomendación general “Olvidaros del horario de 8.00 a 15.00 horas”, sin un trabajo duro y sistemático no se puede avanzar; sin una masa crítica de farmacéuticos de hospital trabajando en esa línea, tampoco. Y eso se debe hacer ahora, cuando se es referente europeo, partiendo de una posición privilegiada.

Sobre el autor

< Volver

 

Comentarios (0)

No hay comentarios.

Escribe tu comentario

Acepto la política de privacidad de Antares HealthLines y cedo mis datos personales para recibir más información

 

Copyright © 2016 Antares Consulting.