Spanish
Français

Vías de revisión sistemática para mejorar la calidad

Este trabajo profundiza sobre cómo y por qué la revisión externa por pares puede abordar la polémica cuestión de reforzar la política existente en la búsqueda de la atención de alta calidad en el National Health Service. Se argumenta que el desarrollo de la revisión externa sistemática ofrece una amplia y flexible respuesta política, capaz de hacer frente a los desafíos planteados, tanto por las normas de atención hospitalaria del Mid Staffordshire NHS Foundation Trust (Mid Staffs) como por el lento progreso hacia vías integradas de atención.

El bajo rendimiento a largo plazo en Mid Staffs evidencia que la política de priorizar la calidad de la atención no es todavía satisfactoria. Se requiere una explicación de cómo se puede desarrollar una cultura, y sobrevivir a la regulación, mientras se proporciona una mezcla de ambos elementos aceptable y una atención pobre. La hipótesis es que las políticas basadas en indicadores específicos relacionados con la calidad pueden conducir a los proveedores que compiten para reemplazar la intuición clínica a profundizar en la mejora de los elementos para valorar la calidad de la atención.

Esta realidad es común en el ámbito de los servicios públicos, pero puede ser más sensible en la sanidad, donde un fuerte proveedor puede contrarrestar los incentivos de las organizaciones. La política que se propone para corregir este problema es fomentar el equilibrio en la atención al paciente. Se analiza por qué una revisión externa y sistemática puede hacer frente a los retos vinculados a los elementos de calidad, que pueden entrar en conflicto con los objetivos financieros.

Mientras la revisión por pares se valora en el NHS, esta se aplica con moderación: la autorregulación es para una sola especialidad, ya sea para proporcionar una mejor visión a los profesionales o compartir datos y métodos clínicos. La revisión sistemática no es proactiva y no aborda las vías de atención entres las especialidades de los hospitales, o entre las atenciones primaria y secundaria. La revisión debe ayudar a alcanzar un cuidado integrado. También a contrarrestar las presiones organizativas para reducir la tarjeta de puntuación a lo largo de las vías complejas (o no ofrecer determinados servicios), también puede aumentar la calidad de la información.

Si la aplicación de la revisión en Inglaterra resulta satisfactoria, hay que tenerlo en cuenta para otras experiencias internacionales. Por ejemplo, se debe aplicar a la toma de decisiones clínicas y a los resultados de los pacientes, como en el modelo notable holandés del visitatie, y asegurar la calidad en el marco de la colaboración para el desarrollo de la misma. Se propone también su uso en un ciclo regular para revisar las normas del hospital clínico, las especialidades y ciertas vías entre la atención primaria y secundaria. Esto puede elevar los incentivos a la atención allí donde registren menos fuerza.

En conclusión, la revisión para mejorar la calidad es una herramienta potencialmente eficaz en términos de reducción de costes, así como de consecución de una atención integral y de calidad. Por ello, habrá que tomar nota de los resultados que se deriven de su aplicación.




Referencia

McCormick, Barry. Pathway peer review to improve quality. The Health Foundation, 2012 [acceso: 20 de junio de 2013]. Disponible en: www.health.org.uk/public/cms/...

 

Sobre el autor

< Volver

 

Comentarios (0)

No hay comentarios.

Escribe tu comentario

Acepto la política de privacidad de Antares HealthLines y cedo mis datos personales para recibir más información

 

Copyright © 2016 Antares Consulting.