Spanish
Français

Unidad de Pacientes Pluripatológicos. Estándares y recomendaciones

El progresivo envejecimiento de la población española se acompaña de una

elevada prevalencia de personas, algunas de ellas frágiles, con dos o

más enfermedades crónicas. Estos pacientes son consumidores recurrentes

de recursos sanitarios y, para mejorar la calidad de su atención y la

eficiencia en el manejo de los recursos sanitarios y sociales puestos a

su disposición, requieren una gestión sistemática de su asistencia.

La

mayor demanda de recursos sanitarios por parte de las personas mayores

coincide con el hecho de tratarse del grupo con peor salud subjetiva y

mayor discapacidad. Cada persona entre 65 y 74 años tiene una media de

2,8 problemas o enfermedades crónicas, elevándose a 3,23 entre las

personas mayores de 75 años.

En un hospital, una unidad de

pacientes pluripatológicos (UPP) se define como una organización de

profesionales sanitarios, que ofrece atención multidisciplinaria

mediante un amplio espectro de modalidades de asistencia a pacientes

frágiles con pluripatología, y que cumple unos requisitos funcionales,

estructurales y organizativos, garantizando las condiciones adecuadas de

calidad, seguridad y eficiencia, para realizar esta actividad.
Genéricamente,

una UPP básica está formada por un especialista hospitalario

(generalmente internista o geriatra) y el personal de enfermería y

auxiliar que cuida de los pacientes pluripatológicos en el ámbito

hospitalario (hospitalización y unidad de día). La vinculación y trabajo

conjunto con los profesionales de atención primaria es un requisito

básico de su funcionamiento. Además, se recomienda que la UPP disponga o

esté coordinada con dispositivos de hospitalización a domicilio y

cuidados paliativos.
 
El documento del Ministerio no posee

carácter normativo, sin embargo, tiene por objetivo poner a disposición

de las administraciones públicas sanitarias, gestores —públicos y

privados— y profesionales, una serie de criterios para la organización y

gestión de las UPP, contribuyendo a la mejora en las condiciones de

seguridad y calidad en la prestación de los servicios. Asimismo,

constituye una valiosa herramienta para su diseño y equipamiento; ofrece

criterios organizativos y de gestión; acerca de la estructura física y

los recursos materiales; los recursos humanos; los aspectos relativos a

la calidad asistencial; y su revisión y seguimiento.

Se constata

en primer lugar la tendencia demográfica y de morbilidad que favorece el

surgimiento de una respuesta adecuada por parte de los prestadores de

cuidados de sanidad. Por otro lado, presenta una cuidada definición del

tipo de cuidados que se prestan en estas unidades, en torno de los

conceptos de pluripatología, comorbilidad, fragilidad, discapacidad y

dependencia.

Tras el análisis de la situación y de las líneas

generales de actuación y deberes para con el paciente (protocolo y

compromiso ético), se abordan con todo detalle los aspectos relacionados

con la seguridad del paciente.
 
Seguidamente, se da paso a la

forma de gestión de y organización de las UPP, definiendo los criterios

para el ingreso, la cartera de servicios, el proceso de atención al

paciente y la relación con el resto de unidades y servicios, entre

otros. Este tipo de Unidades, cuando están bien relacionadas

(concretamente, con los servicios de urgencias) permiten el

direccionamiento de los pacientes a un tipo de cuidados adecuados sin

que tengan que ser admitidos a las unidades de hospitalización

convencional. La estructura y los recursos materiales son definidos en

función de la realización de un Programa Funcional detallado, cuyo

planteamiento y elaboración quedan perfectamente ilustrados en el

documento, para el área de hospitalización y para el área de hospital de

día. Tras el dimensionado de espacios y equipamientos, se pasa a la

estructuración y dimensionado de los recursos humanos.

Finalmente

se presentan los principales aspectos relacionados con la calidad

(procesos, indicadores, etc.) a tener en cuenta en su gestión. En este

apartado se discuten puntos como la pertinencia, el proceso de cálculo y

el seguimiento de indicadores asistenciales de evaluación/medición de

actividad realizada, para la medida de resultados, procesos y

satisfacción del usuario.

Nos encontramos pues en presencia de

una herramienta de gran valor para todo aquel que en el diseño, la

planificación y el día a día de estas unidades aspire a una gestión

eficiente, al encuentro de la necesidad ciudadana y contribuyendo a la

mejora global del proceso asistencial.



Referencia bibliográfica

Unidad de Pacientes Pluripatológicos: Estándares y recomendaciones. Ministerio de Sanidad y Política Social. 2009 [acceso 8 de junio de 2011]. Disponible en: www.msc.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/docs/EyR_UPP.pdf

Sobre el autor

< Volver

 

Comentarios (0)

No hay comentarios.

Escribe tu comentario

Acepto la política de privacidad de Antares HealthLines y cedo mis datos personales para recibir más información

 

Copyright © 2016 Antares Consulting.