Spanish
Français

Reformar el sector público de Canadá: el camino hacia la sostenibilidad

El Gobierno de la provincia de Ontario (Canadá) ha decidido crear una comisión para la reforma de sus servicios públicos, a la cual ha conferido un mandato amplio, para intentar recuperar, de forma positiva y constructiva, el estado de sus cuentas públicas hasta el periodo 2017-2018. La Comisión de Reforma de los Servicios Públicos de Ontario ha elaborado un informe en el que se proponen medidas de actuación en las distintas áreas de servicio público, entre ellas la salud.

La Comisión ha simulado un escenario de status quo (cómo estaremos si nada cambia) y ha constatado que no es posible tener unas cuentas públicas equilibradas hasta el ejercicio 2017-2018. Además, para lograrlo, será necesario respetar cada una de las recomendaciones propuestas por la comisión, que excluyen la privatización de la sanidad o crear nuevos impuestos. Los principios por los cuales se ha regido la Comisión, ante todo, son establecer una posición fiscal equilibrada y sostenible a largo plazo, así como mejorar la eficiencia en todo lo que hace el Gobierno.

De forma global, se propone un escenario de contracción del gasto, con una reducción del 2,4% al año en los gastos públicos, pero áreas como la salud y la educación o los programas sociales tendrán un incremento de su gasto real per cápita. De acuerdo con el estudio, el incremento que se puede sostener será del 2,5% en la salud, un 1% en la educación, el 1,5% en la educación post-obligatoria, y un 0,5% en los programas sociales. Todas las demás áreas tendrán que sufrir una reducción de su gasto anual, e incluso en las áreas en las cuales se permite un incremento de los gastos, este será considerablemente menor que en años anteriores (la salud escalaba a un ritmo del 6,3% al año).

La sanidad es el programa público que más recursos económicos consume, y a la vez es una de las más importantes preocupaciones del gobierno y de los ciudadanos. En 2010-2011 la provincia gastó 44.800 millones de dólares (34.400 millones de euros) en la salud pública, lo que representa el 40,3% del total de gastos en programas públicos. Para enfrentarse al gran reto de eficiencia y control de costes, las grandes pautas de actuación deben incidir en varios aspectos. En primer lugar, se debe reformar la atención a la cronicidad, pero sin despreciar los cuidados agudos. Además, no hay que perder la perspectiva general de sensibilización y actuación en el área de prevención, en la complementariedad e integración de los cuidados. También es necesario tener en cuenta la ubicación del paciente en el centro de la prestación de atención médica.

Las líneas maestras del ente gubernamental para la salud podrían resumirse en los siguientes puntos:

  1. Mantener la sostenibilidad del sistema de salud:
    • Incrementar la productividad.
    • Mantener el nivel de presión fiscal actual.
    • Desviar algunos de los gastos superfluos del Gobierno a la sanidad.
      • Atacar las ineficiencias detectadas en el sistema. Hacerlo puede llegar a suponer un ahorro de hasta el 2,5% del producto interior bruto.
      • Evitar la hospitalización del paciente siempre que sea posible, integrar mejor los servicios a domicilio y trabajar mejor la atención primaria.
      • Disciplinar más el consumo de medicamentos, cuyo crecimiento ya es superior al del resto de gastos de sanidad juntos.
      • Mejorar las interacciones entre el sector público y el privado.
      • Pedir a los profesionales que exploten más las tecnologías de la información y la comunicación (especialmente cuando evitan gastos superfluos).
      • Centrar el sistema en el paciente, y no en las instituciones que lo componen.


    Una de las grandes aportaciones de este estudio es el análisis comprensivo de la actuación gubernamental de Ontario en las distintas áreas de servicio publico, presentando una perspectiva evolucionista del gasto y recursos, así como estudios de caso y comparativas, además de referencias internacionales siempre que resulte posible y útil. Mediante un análisis DAFO realizado para cada área, se recomiendan más de trescientas acciones de reforma, todas ellas vitales para la recuperación del sistema. Tan sólo en el ámbito de la salud se hacen nada menos que 105 recomendaciones de actuación concretas.


    Referencia bibliográfica

    Comission on the Reform of Ontario’s Public Services. Ontario Ministry of Finance, 2012 [acceso: 16 de abril de 2012]. Disponible en: www.fin.gov.on.ca/en/reformcommission/chapters/report.pdf

Sobre el autor

< Volver

 

Comentarios (0)

No hay comentarios.

Escribe tu comentario

Acepto la política de privacidad de Antares HealthLines y cedo mis datos personales para recibir más información

 

Copyright © 2016 Antares Consulting.