Spanish
Français

Organizaciones de Cuidado Responsable: ¿el futuro de la salud

En una ACO, los prestadores de salud acuerdan trabajar para ser responsables en la calidad, el coste y la atención recibida en general por un grupo de pacientes, y se comprometen a ello. Una ACO cumple las siguientes condiciones:

  1. Puede proveer y gestionar cuidados a largo plazo de usuarios integrados en el sistema.
  2. Tiene un tamaño suficiente como para evaluar, de forma exhaustiva, sus actuaciones y sus proyectos de inversión.
  3. Es capaz de diseñar un contrato de servicios orientado a presupuestos futuros y una correcta distribución del ahorro, así como de ofrecer incentivos.

El modelo de funcionamiento de Monarch HealthCare es relativamente sencillo. Contrata a médicos independientes y les permite emplear toda una serie de recursos que, de otra forma, serían difícilmente accesibles para ellos. A cambio, los facultativos se comprometen a seguir las directivas de gestión de Monarch. La empresa coopera con una compañía de seguros, que ofrece los servicios médicos de dicha compañía a sus clientes. Dicho sistema conlleva una comunicación más fluida y efectiva con los proveedores, se identifican con más facilidad los pacientes que conllevan costes elevados y se monitorizan mejor los procesos. Esto se hace mediante un proceso sofisticado de identificación de los usuarios con alto riesgo.

Las ACO son posibles gracias a la intervención de una serie de unidades especializadas:

  • Unidad de gestión de caso (Case management): se trata de personal especializado que controla y ayuda a los pacientes, desde la correcta administración de su medicación hasta la adecuada transición del centro hospitalario al hogar. Esta unidad enseña a los usuarios a identificar riesgos, cosa que a la larga evita la mayoría de los reingresos.
  • Care navigators: se trata de personal especializado que gestiona las cuestiones no clínicas. Presentan el ACO a los integrantes del equipo y les explican cuáles son los beneficios.
  • Unidad de gestión de la enfermedad (Disease management): se trata de equipos expertos en una determinada afección (asma y diabetes, en el caso de Monarch, que ya planea ampliarlo a problemas coronarios). Ayudan a los pacientes a cumplir los planes de tratamiento, a reconocer síntomas, y a evitar visitas innecesarias a los servicios de urgencia.

En el caso de Monarch HealthCare, la prueba piloto se basa en cuatro ejes básicos:

  1. Reducir el número de readmisiones de pacientes en los centros hospitalarios.
  2. Introducir políticas de reducción de los gastos.
  3. Crear equipos de atención integral al paciente, para evitar que el sistema esté fragmentado.
  4. Generar economías de escala, para llegar a más pacientes sin que esto suponga un gasto extraordinario.

Al mismo tiempo, se asesora, se planifica, se educa y se entrena al personal médico para mantener la calidad en la atención al máximo nivel, optimizando todos los recursos.

El paciente juega un papel importante en las ACO. El personal médico le orienta para evitar visitas innecesarias al servicio de urgencias. En este sentido, es clave enseñarle a hacer un uso adecuado de la atención primaria, de la medicación y de otros elementos. Los ACO se extienden a todos los profesionales del ámbito sanitario, y ello incluye también a farmacéuticos y personal de enfermería. De hecho, ellos serían los encargados de asegurar que cuando un paciente recibe el alta hospitalaria sigue el tratamiento adecuado. Así, se lograría evitar un porcentaje importante de las readmisiones.

Con una plantilla de unos 760 médicos, Monarch HealthCare ha conseguido dar cobertura con su servicio a cerca de 25.000 clientes. A pesar de todo, el informe de la Commonwealth Fund advierte que implementar una ACO trae consigo costes. Requiere de un liderazgo muy firme, que suele asumir un comité ejecutivo, y de transparencia en todas las operaciones. Como resultado, el sistema sanitario que aplique un ACO eliminará pruebas diagnósticas duplicadas, suprimirá ineficiencias sistemáticas, reducirá la estancia media de cada ingresado, disminuirá las visitas a urgencias y mejorará la comunicación entre profesionales.



Referencia bibliográfica


Van Clitters, A., Larson, B., Carluzzo, K. et al. Four Health Care Organizations’Efforts to Improve Patient Care and Reduce Costs. The Commonwealth Fund. Enero, 2012 [acceso: 1 de marzo de 2012]. Disponible en: www.commonwealthfund.org/Publications/Case-Studies/2012/Jan/Four-Health-Care-Organizations.aspx

Sobre el autor

< Volver

 

Comentarios (0)

No hay comentarios.

Escribe tu comentario

Acepto la política de privacidad de Antares HealthLines y cedo mis datos personales para recibir más información

 

Copyright © 2016 Antares Consulting.