Spanish
Français

Gobierno para la salud en el siglo XXI: un estudio conducido por el Gabinete Regional de la OMS

El reconocimiento de la Salud como factor clave en la prosperidad económica de las "sociedades del conocimiento" gana cada vez más terreno. Asimismo, es identificada cada vez más como un outcome de actuación en otros sistemas, como el económico, el medio ambiente, la educación, el transporte o el sistema alimentario. Los determinantes más fuertes para la Salud se encuentran en estos otros sectores.

Debido al cambio constante en las sociedades, en su propia naturaleza y dinamismo, se requiere también una reformunlación a nivel de modelo de gobierno. En este punto, la Dirección Regional de la OMS para Europa señala dos grandes desafíos: el gobierno del sistema de salud (gestión y fortalecimiento de los sistemas de salud) y el gobierno para la salud (la acción conjunta de los sectores salud y no-salud, público/privado, incorporando al conjunto de ciudadanos con este interés común). Sobre el segundo recae este estudio, comisionado a un grupo de expertos y publicado en agosto de este año.

El Gobierno para la salud (Governance for Health) se define por las tentativas de los responsables políticos y otros actores de dirigir comunidades, sectores de la ciudadanía o comunidades de Estados en la senda de la salud desde una concepción integral para el bienestar individual o general.

El estudio se centra en la evolución del gobierno para la salud y el bienestar hacia los nuevos retos del s. XXI. Hoy la salud condiciona la acción de los gobiernos en asuntos que hasta este momento habían caído fuera de este ámbito, algo que en muchos casos está conduciendo a una búsqueda de soluciones basadas en la colaboración. Esto es porque el abordaje requiere un conjunto sinérgico de políticas, muchas de las cuales afectan a sectores de fuera de la esfera de la salud.

La revisión de estudios de caso nos deja cinco propuestas para un gobierno inteligente para la salud, las cuales deben ser abordadas desde una perspectiva todo-el-gobierno y toda-la-sociedad. Estos modelos para la consideración pueden resumirse en: gobernar a través de la colaboración, de la implicación de la ciudadanía, de nuevas agencias y cuerpos de expertos independientes, de políticas adaptativas, estructuras resistentes y visión de conjunto, y de combinar regulación y persuasión.

La complejidad de estos nuevos problemas exige un abordaje sistemático en red para responder a todos los niveles y una fuerza demostrable por parte de los decisores políticos de salir de sus "cajas". Aunque los Gobiernos jueguen un papel importante en el camino a seguir, es fundamental involucrar en el proceso al conjunto de la sociedad y dar cada vez más relevancia a las acciones desarrolladas a nivel local y regional. El gobierno debe pasar de ser un centralizador a un colaborador.

Una de las conclusiones más interesantes del documento es que el éxito de estas políticas pasa necesariamente por la implicación de los individuos en un plano de acción intersectorial, de políticas públicas saludables y de la "salud en todas las políticas". Estos abordajes no solo sitúan el énfasis en la mejor coordinación de las actividades del Gobierno para la salud, sino que superan este ámbito y ponen el foco en objetivos a nivel de sociedad como la prosperidad, el bienestar, la equidad y la sostenibilidad.



Referencia bibliográfica

Governance for health in the 21st century: a study conducted for the WHO Regional Office for Europe. WHO. 2011 [acceso 3 de octubre de 2011]. Disponible en: www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0010/148951/RC61_InfDoc6.pdf

Sobre el autor

< Volver

 

Comentarios (0)

No hay comentarios.

Escribe tu comentario

Acepto la política de privacidad de Antares HealthLines y cedo mis datos personales para recibir más información

 

Copyright © 2016 Antares Consulting.