Spanish
Français

¿Conocen las empresas el patient journey real en el cual se integran sus tecnologías y medicamentos?

Las 3 ideas a no olvidar después de leer este artículo:

  • La forma en que las compañías construyen y utilizan el patient journey debe ser reenfocada.
  • Un patient journey bien construido es una herramienta sólida para construir estrategias de desarrollo, lanzamiento y comercialización de medicamentos y tecnologías.
  • Las emociones son importantes y determinantes en la mayoría de pasos del proceso asistencial por el que pasan los pacientes.

Imagen: Infografía del patient journey del Alzheimer (visual.ly/alzheimers-patient-journey-map)

Las compañías farmacéuticas y de tecnologías sanitarias han estado muy enfocadas al desarrollo científico y clínico de terapias y herramientas. Sin embargo, en la última década, debido a la falta de nuevos descubrimientos, la caída de patentes y el auge de la medicina personalizada, se han volcado en aprender a relacionarse con las administraciones públicas para profundizar en aquellos procesos que faciliten la llegada de tecnologías y medicamentos innovadores al mercado y, en última instancia, a los pacientes.

Desde hace unos años, las compañías buscan alianzas con los distintos agentes del sistema de salud, por ejemplo, a través de Acuerdos de Riesgo Compartido (ARC) o través de la oferta de servicios de valor añadido para hospitales y profesionales clínicos. Hoy, además, debemos considerar el paciente como el centro del sistema, como el eje sobre el cuál pivota todo lo demás.

¿Qué es el patient journey?

El patient journey (PJ) es la descripción de cómo pasa el paciente por la identificación de su condición, su interacción con el sistema y los profesionales sanitarios, el conocimiento y la concienciación sobre su enfermedad, el efecto del tratamiento y su curación; o en ocasiones, el empeoramiento y la muerte. Responde a preguntas como: ¿Qué ocurre cuando el paciente siente los primeros síntomas?; ¿Cuán rápido pasan los pacientes por un proceso determinado?; ¿Hay adherencia al tratamiento?, entre otras.

El PJ es importante

De ahora en adelante, las compañías deberán conocer y comprender el PJ desde
las fases de desarrollo clínico de un medicamento o tecnología. Con ello, podrán identificar oportunidades de aportar valor al paciente, oportunidades de cubrir necesidades no cubiertas y posicionar sus productos de una forma más conveniente. Habrá que tenerlo en cuenta en todas las etapas del ciclo de vida del producto o tecnología, desde el desarrollo clínico y el lanzamiento, pero también a posteriori, con una revisión sistemática y periódica del mismo.

El PJ es complejo

El PJ no es fácil de construir, para ello es necesario disponer de datos fiables, analizar qué ocurre en las redes sociales y realizar investigación proyectiva. No se consigue solamente con estudios cualitativos con unos cuantos médicos sino que también es imprescindible considerar el punto de vista y experiencia de los pacientes y de los financiadores. Las experiencias, opiniones y toma de decisiones tienen una dimensión racional y una emocional. A través de los estudios convencionales, no se extrae la verdadera experiencia emocional subyacente al PJ y es crucial, ya que influenciará de una forma determinante el comportamiento del paciente, por ejemplo antes de acudir a un centro de salud, cuando su opinión impacta en otros pacientes, o cuando una determinada situación emocional afecta el progreso de la enfermedad.

El PJ es dinámico

Los sistemas de salud van evolucionando, desde la forma de relacionarse entre los diversos agentes, hasta la investigación y conocimiento sobre una determinada enfermedad y sus alternativas terapéuticas. Por todo ello, el PJ es dinámico, es decir que debe ponerse sobre la mesa y re-estudiarlo con regularidad y, además, debe actualizarse periódicamente. En la descripción de cada hito del PJ, se podrán recabar datos cuanti y cualitativos de utilidad para comprender cómo piensan y qué sienten los diferentes Stakeholders.

El PJ es una oportunidad

Una vez identificados los puntos del PJ donde hay necesidades no cubiertas o donde la industria puede aportar valor, las compañías podrán definir estrategias de posicionamiento y comercialización alineadas de forma más precisa con las estrategias de las autoridades sanitarias y las necesidades reales de los pacientes, lo cual las llevarán a ser más competitivas.

Sobre el autor

< Volver

 

Comentarios (0)

No hay comentarios.

Escribe tu comentario

Acepto la política de privacidad de Antares HealthLines y cedo mis datos personales para recibir más información

 

Copyright © 2016 Antares Consulting.