Spanish
Français

BRADFORD Y YORK, prevención de infecciones y situaciones de emergencia intrahospitalarias

En el marco de la segunda fase de la Safer Patient Initiative (2008) —actuación impulsada en el Reino Unido por la Health Fundation— los complejos hospitalarios de Bradford y York decidieron poner a prueba y mejorar sus mecanismos de prevención en materia de infecciones (en particular las producidas por Staphylococus Aureus Resistente a la Meticilina, MRSA) y de emergencias intrahospitalarias. Bradford cuenta con más de 1000 camas entre sus dos centros y cada año recibe 120 000 admisiones, trata a 500 000 pacientes externos y realiza 30 000 intervenciones quirúrgicas; por su parte, York dispone de 750 camas y anualmente suministra cuidados de agudos a 350 000 personas y atención especializada a 500 000.

En ambos casos un primer análisis de situación reveló una infrautilización de los servicios especializados y el incumplimiento grave de determinadas normas de higiene básicas. En particular, la tasa de cumplimiento de higiene de manos en Bradford se sitúo entre el 60 y el 70%, cuando lo esperado era alcanzar prácticamente el cumplimiento total. Con respecto a las emergencias internas, aunque los dos complejos disponían ya de un grupo especializado de asesoramiento y respuesta rápida a pacientes con un grave deterioro del estado de salud, la mayor parte del personal hospitalario ignoraba su existencia y los mecanismos para solicitar su actuación.

A fin de reconducir la situación se puso en marcha un plan de actuación basado en las metodologías SBAR (situación, contexto, asesoramiento y recomendación) y PDSA (planifica, haz, estudia y actúa). Sin duda uno de los pilares del plan fue la formación del personal en estos dos aspectos, aunque no siempre se mostró suficiente para resolver el problema. En el caso de los equipos de asesoramiento y respuesta rápida, se reforzaron los vínculos con el personal de enfermería, incidiendo especialmente en la formación sobre sistemas de comunicación y alarma al equipo especializado. Este tipo de tutoriales se mostraron muy efectivos, aunque la comisión en Bradford de la Safer Patient Initiative recomienda no abusar de la metodología PDSA, pues se corre el riesgo de desmotivar al personal.

Para reducir las infecciones se implementaron un conjunto de medidas. La principal y una de las más efectivas fue el cribado al alta de los pacientes infectados por MRSA, a fin de separarlos del resto y evitar así el contagio. Además, se reforzaron las medidas de higiene y limpieza del hospital, con especial atención al cumplimiento de la higiene de manos. Para concienciar al personal sobre este aspecto en Bradford se procedió a al desarrollo de inspecciones mensuales, cuyos resultados se publicaban en la intranet del hospital, a la vista de todo el personal; asimismo, periódicamente se puso a su disposición una serie de tutoriales y recordatorios al respecto. Tras el primer impacto la tasa de cumplimento mejoró, aunque sólo de manera leve. En este punto se optó por tomar medidas drásticas e implicar a la dirección y a los jefes de servicio: el aviso de que no se iban a tolerar más actitudes negligentes con respecto a un asunto de tanta relevancia fue clave en el cambio definitivo de tendencia y en el descenso asociado de la tasa de infecciones.

Ambos complejos están muy satisfechos con la intervención y declaran que una de las mejoras más significativas ha sido la adopción de una cultura de la seguridad por parte del personal y la dirección de los centros. En relación a las situaciones de emergencia intrahospitalaria, éstas descendieron significativamente gracias a que las solicitudes a los equipos de asesoramiento y repuesta rápida a pacientes con un deterioro grave de su salud aumentaron en los dos centros entre un 40% y un 50% al año de la implementaron. Bradford, además, logró reducir a finales de 2008 la tasa de infección por RMSA a menos de un 0,01% de pacientes hospitalizados. La satisfacción por los resultados y la confianza en que la Seguridad del Paciente es el camino a seguir en la gestión hospitalaria ha llevado a Bradford y York a extender tres años más su participación en la Safer Patient Initiative. 



Referencia bibliográfica

General ward workstream in practice: Bradford and York teaching hospitals. The Health Foundation. 2011 [acceso 31 de agosto de 2011]. Disponible en: www.health.org.uk/public/cms/75/76/313/2315/Bradford%20and%20York%20teaching%20hopsitals%20case%20study.pdf;

Sobre el autor

< Volver

 

Comentarios (0)

No hay comentarios.

Escribe tu comentario

Acepto la política de privacidad de Antares HealthLines y cedo mis datos personales para recibir más información

 

Copyright © 2016 Antares Consulting.