Spanish
Français

21.000 pacientes podrían acceder a nuevos tratamientos para Hepatitis C

En este artículo abordamos las principales líneas de discusión y claves del tema

Líneas de discusión:

  • Desde un punto de vista clínico, la relevancia de las novedades terapéuticas es absoluta, sólo observando el porcentaje de respuesta virológica sostenida. Desde una perspectiva de salud pública también lo son, aunque el 70% de personas seguirán ignorando su condición de infectados.
  • Respecto al acceso al mercado, los nuevos fármacos de primera generación sufrieron unas desigualdades territoriales enormes y los de segunda generación tienen muchos documentos de referencia: como referencia 4 IPTs, unas recomendaciones estatales y un futuro plan nacional que no parecen satisfacer las necesidades declaradas por los pacientes.
  • Una perspectiva farmacoeconómica nos muestra que estos tratamientos son claramente coste-efectivos para los pacientes en fases avanzadas. La eficiencia es el criterio que debería prevalecer. Esto no significa que no sean los adecuados para el resto de pacientes.
  • Las discrepancias sobre el alcance de la enfermedad y el tratamiento son claras. Desde el gobierno se reportó que se financiarán entre 5.000 y 6.000 pacientes, y que esta cifra se espera ver progresivamente incrementada. Las asociaciones de pacientes consideran que deberían recibir el tratamiento unos 30.000 pacientes.

Las claves:

  • La solución para gestionar la diversidad de cifras actual debe pasar por un registro o inventario, como ya viene proponiendo algún Servicio Regional de Salud. El conocimiento del número de pacientes real es trascendental. El número de pacientes a tratar dependerá de una cuantificación de los mismos. Una estimación de Antares Consulting, si se incluyen todos los pacientes que las guías plantean hasta ahora, consideraría como necesario tratar a unos 21.000 pacientes (cirróticos, contraindicados para PEG e involucrados en trasplantes).
  • El reto para el sistema es grande. Se está cerca de erradicar una enfermedad, pero el contexto presupuestario es duro y se deberá tener en cuenta que la innovación con un beneficio claro adicional tiene un coste. Será necesario hacer las cosas bien y valorar la situación teniendo en cuenta (1) el gasto para todo el sistema –no sólo farmacológico- y (2) el criterio de coste-efectividad.
  • El impacto de no tratar a los pacientes es trascendental para la toma de decisiones. El último coste publicado del GRD por trasplante hepático es de 72.364€ asociable a 378 casos anuales con Hepatitis C (ref; 2009). Asimismo, el coste/año por carcinoma hepatocelular rondaría los 33.977$ (ref; 2012) para unos 1.819 casos anuales con la enfermedad (ref). Adicionalmente, un 20% de los enfermos con Hepatitis C sufren cirrosis y sus costes se evitarían. La valoración simplificada realizada aporta que, sólo sumando las dos primeras partidas, hay importantes ahorros directos anuales para el sistema. Estos ahorros ya serían iguales a una parte importante del techo de gasto que planteó el Ministerio.
  • Las asociaciones de pacientes sufren: si bien las asociaciones estatales han podido tener un rol relevante para reivindicar los derechos que consideran que deberían tener los pacientes, un análisis de las asociaciones regionales muestra que están desapareciendo debido a la escasez de financiación.

 

 

Sobre el autor

< Volver

 

Comentarios (0)

No hay comentarios.

Escribe tu comentario

Acepto la política de privacidad de Antares HealthLines y cedo mis datos personales para recibir más información

 

Copyright © 2016 Antares Consulting.