Spanish
Français

17 recomendaciones acerca de la coordinación de cuidados permitirían reducir las hospitalizaciones evitables en Canadá

La función del comité consultivo consiste en examinar a fondo los procedimientos clínicos y determinar cómo se puede optimizar el funcionamiento de los hospitales. Durante las indagaciones realizadas durante el 2011, se detectaron tres grandes grupos de actuación que permitirían un decremento importante de los reingresos hospitalarios.

1. Reducir los efectos adversos.
2. Transiciones del hospital al hogar más efectivas.
3. Incrementar la prevención y mejorar la gestión de las enfermedades crónicas.

El documento señala que una readmisión siempre es un fracaso del sistema, y se estima que sólo en los hospitales de Ontario éstas suponen un gasto de 540 millones de euros al año. La mayoría de las veces, los motivos para necesitar otra hospitalización son totalmente ajenas a las que ocasionaron la primera. No queda claro qué porcentaje de efectos adversos son realmente evitables (los estudios hablan de un rango entre el 5% y el 80%), pero sí parece evidente que la mayoría son afecciones respiratorias, cardiovasculares y complicaciones propias de la cirugía.

Tras una investigación más extensa, el comité elaboró un listado de 17 recomendaciones generales que, de aplicarse, reducirían mucho los reingresos, que suponen el 90% de los gastos no previstos de un hospital. El estudio se realizó en los centros hospitalarios de la provincia de Ontario. Dichas recomendaciones quedan plasmadas en el informe Améliorer le continuum des soins, elaborado a partir del seguimiento de todos los casos de una segunda hospitalización, que el comité trasladó al ministerio de Salud. Las recomendaciones pueden agruparse en cuatro puntos:

  1. Controlar de forma más adecuada las altas de los pacientes (transición). Ello incluye la asistencia del médico de familia, el control de la medicación que se les ha prescrito o incluso la introducción de un trabajador especializado que siga los casos (coach). El ahorro de la readmisión compensaría con creces este gasto, ya que cada paciente que regresa al hospital cuesta más de 15.000 euros. La teleasistencia (eHealth) también puede considerarse en este caso una herramienta que permitiría incrementar la eficacia del sistema.
  2. Identificar y monitorizar los pacientes en riesgo. El mismo comité creó el indicador LACE, una cifra que contempla cuatro variables y que ofrece un índice bastante preciso del riesgo que presenta un paciente de ser reingresado. Esta medida incluye una mejora de las herramientas que identifican los riesgos.
  3. Responsabilidad compartida. El informe hace especial hincapié en que todos los actores del mundo sanitario deben cooperar para optimizar los recursos. Por ello se insiste en crear nuevos procesos, nuevos indicadores y seguirlos de forma correcta, por ejemplo la supervisión por parte de los médicos más veteranos.
  4. Flexibilizar los casos en que la readmisión se hace inevitable. Así, se sugiere que ésta pueda llevarse a cabo en cualquier centro de la red sanitaria, y no necesariamente en el mismo en el que tuvo lugar la primera hospitalización.

El documento también incluye un checklist con diecinueve puntos que deberían cumplirse en una transición correcta, con sus correspondientes fases de aplicación.


Referencia bibliográfica

Améliorer le continuum des soins. Rapport du Comité consultatif concernant les hospitalisations évitables. Ministère de la Santé et des Soins de longue durée du Canada. Noviembre, 2011 [acceso 2 de febrero de 2012]. Disponible en: www.health.gov.on.ca/fr/public/publications/ministry_reports/baker_2011/baker_2011.pdf

Sobre el autor

< Volver

 

Comentarios (0)

No hay comentarios.

Escribe tu comentario

Acepto la política de privacidad de Antares HealthLines y cedo mis datos personales para recibir más información

 

Copyright © 2016 Antares Consulting.